Prueba de cloro para saber si estoy embarazada

¿En que consiste un test casero de embarazo?

El test de embarazo es la prueba que tiene que realizar cualquier mujer que cree que ha podido quedarse embarazada tras la ausencia o retraso de su periodo menstrual. En la actualidad sólo hay dos métodos fiables, que son el test de farmacia o el análisis de sangre. El primero de ellos tiene una fiabilidad de casi el 100% mientras que la opción sanguínea es veraz al ciento por ciento.

La opción de comprar un test en una farmacia es la opción más rápida y efectiva de saber si una mujer está o no embarazada, si bien hay muchas mujeres que aún prefieren recurrir a métodos caseros para conocer si se encuentran, o no, gestando a un bebé.

Saber si estoy embarazada con un test casero

Las pruebas de embarazo caseras son habitualmente realizadas por mujeres que no quieren gastarse dinero en un Predictor o que sienten vergüenza al acudir a la farmacia de su zona y que en ella gente conocida sepa algo referente a su vida privada. Asimismo también hay mujeres que, siguiendo los consejos de sus madres y/o abuelas, deciden hacerse estas pruebas que han ido pasando de generación en generación y que en el pasado eran la única forma de conocer si una mujer iba a tener un bebé antes de que se empezará a notar físicamente.

Existen numerosos test de embarazo caseros, como son la prueba del péndulo, la prueba del aceite, el test del vinagre….o la prueba de cloro, una de las más populares al ser fácil y rápida de realizar, además de 100% seguro para la salud a pesar de tratar elementos con productos que poseen elementos químicos, aunque es fácil de evitar cualquier problema.

 

Consideraciones previas a la realización de un test casero

Un test de embarazo, sea casero o no, debe realizarse al segundo o tercer día de retraso de la menstruación, ya que es el momento en el que ya existen mayores niveles de la hormona hCG, la cual comienza a producirse en los primeros días tras la concepción. Si se realiza en un momento incorrecto podrían producirse falsos negativos, teniendo en cuenta que está hormona podría tardar hasta 12 días desde el inicio de la gestación para comenzar a poder ser detectada en la orina de la mujer.

En todo momento se debe tener en cuenta que los test caseros no tienen la misma fiabilidad que acudir a un doctor o hacerse una prueba de sangre o farmacia.

Por otro lado, al realizar una prueba casera, se deben seguir de manera detallada las instrucciones correspondientes a cada una de ellas, ya que en caso contrario podría falsearse el resultado final.

Cómo realizar la prueba de cloro

La prueba de cloro es muy sencilla y basa su funcionamiento en ver la reacción del ph de la orina al entrar en contacto con el cloro, que actúa como producto activador.

En primer lugar debemos tener a mano los siguientes productos y sustancias:

  • Cloro (se pueden utilizar productos de limpieza habituales como la lejía)
  • Recipiente debidamente esterilizado y un vaso perfectamente limpio (para el cloro)
  • Guantes desechables
  • Orina

Como saber si estoy o no embarazada con la prueba del cloro

El procedimiento para determinar si hay o no embarazo es el siguiente:

  1. En primer lugar se recoge la orina, siendo preferible que esta sea la primera del día, ya que esta se encuentra en un estado más puro. Por ello es la demandada cuando se debe realizar algún tipo de prueba o estudio. La orina se deposita depositar en el recipiente esterilizado. Durante todo el proceso se recomienda utilizar guantes desechables por motivos de higiene y seguridad, evitando posibles irritaciones en ojos o piel al utilizar el cloro.
  2. Se echa un poco de cloro en el otro recipiente o vaso. Se puede utilizar el cloro que viene con los productos de limpieza como la lejía.
  3. Se dejan reposar ambos recipientes por espacio de cinco minutos.
  4. Pasados esos 5 minutos se debe verter el cloro en el recipiente de la orina.
  5. Cuando ya se han mezclado es hora de valorar el resultado. El resultado de la prueba de cloro es negativo si la mezcla no ha tenido ningún efecto y la orina continúa del mismo color. Si se ven como unas burbujitas y la mezcla no está apenas alterada es que no existe embarazo. El resultado es positivo si al verter el cloro la mezcla esta produce espuma y la mezcla reacciona hasta el punto de poder llegar a rebosar el recipiente.

Tanto si el resultado es positivo como si es negativo lo más recomendable es que tras esta prueba se realice un test médico de farmacia o de sangre que pueda dar un resultado fiable.

Ventajas y desventajas de realizar la prueba de cloro

Este método casero para saber si hay o no embarazo tiene una serie de pros y contras, las cuales enumeramos a continuación:

Ventajas

  • Es una prueba de embarazo casera muy fácil de realizar y que ofrece un resultado en cuestión de minutos.
  • Es muy barato realizar este test puesto que tan solo se necesita un poco de cloro o lejía, producto que está en todos los hogares.
  • Se puede repetir tantas veces como se desee, aunque se debe tener especial cuidado a la hora de manipular la lejía o cloro por su composición química.

Desventajas

  • El resultado no es fiable, ya que a pesar de que muchas mujeres han asegurado que ha acertado en su diagnóstico, no existe ningún tipo de evidencia científica que demuestre su fiabilidad.
  • No existen indicativos de que el cloro pueda ser un elemento que pueda determinar que, al mezclarse con la orina de una mujer susceptible de estar embarazo, ofrezca un resultado válido.
  • Existe riesgo de que la muestra se altere a la hora de ponerla en un recipiente que puede que no esté lo suficientemente bien desinfectado.

En definitiva, la prueba de cloro, al igual que ocurre con el resto de métodos caseros, puede servir para pasar el rato en un momento dado pero debe confirmarse con la realización de un test de embarazo médico que ofrezca un resultado veraz.