Test de Embarazo

Test de Embarazo

Una prueba de embarazo trata de determinar si una mujer está embarazada. Los test modernos de embarazo tratan de identificar los marcadores químicos relacionados con el embarazo. Estos marcadores se encuentran en la orina y la sangre, por lo que los test de embarazo requieren un muestreo de estas sustancias. El primero de estos marcadores en ser descubierto, la gonadotropina coriónica humana (GCH), fue descubierta en 1930 y es producida por las células trofoblásticas del óvulo fecundado (blastocito). Mientras que el GCH es un marcador fiable de embarazo, no se puede detectar hasta después de la implantación: esto da lugar a falsos negativos si la prueba se realiza durante las primeras etapas del embarazo.

Una revisión sistemática publicada en 1998 mostró que los kits caseros de embarazo, cuando son utilizados por técnicos experimentados, son casi tan exactos como las pruebas profesionales de laboratorio (97,4%). Sin embargo, cuando son utilizadas por los consumidores, la precisión se reduce a 75%. Esto se debe a que algunas personas no siguen las instrucciones al pie de la letra, lo que puede causar resultados tanto falsos negativos como falsos positivos.

Los resultados falsos negativos pueden ocurrir cuando la prueba se realiza demasiado pronto. Las pruebas cuantitativas de sangre y de orina más sensibles suelen detectar el GCH poco después de la implantación, lo que puede ocurrir en cualquier momento entre 6 a 12 días después de la ovulación. Las pruebas de orina menos sensibles y las pruebas cualitativas de sangre pueden no detectar el embarazo hasta tres o cuatro días después de la implantación.

La precisión de una prueba de embarazo está más estrechamente relacionada con el día de la ovulación. Es normal que los espermatozoides vivan hasta cinco días en las trompas de Falopio, en espera de que se produzca la ovulación. Puede tomar hasta doce días más para que ocurra la implantación, es decir, hasta que las pruebas de embarazo más sensibles pueden dar resultados falsos negativos hasta diecisiete días después del acto que causó el embarazo.

Los falsos positivos, por su parte, pueden aparecer en las pruebas de embarazo que son usadas posterior a su fecha de caducidad.

© 2011. Todos los derechos reservados | http://www.testdeembarazo.org